¿Cómo enseño a ahorrar a mi hijo?

Educación financiera para niños

– ¿Qué es ahorrar?
–  Pues ahorrar es guardar dinero 

– ¿Para que ahorrarías dinero? 

– Pues para comprar algo después 

Este es el concepto más común de ahorrar, pero en realidad solo es gastar ordenadamente; a esta forma de ahorro le llamaremos ahorro básico, el cual es una buena forma de evitar caer en deudas. 

Existe otro concepto llamado: ahorro superior, en el cual las personas no sólo juntan dinero para gastarlo después sino que reúnen ese dinero para que les genere más dinero. 

Pero comenzar con ahorro básico es el primer paso para lograr finanzas saludables.

 

¿Cómo enseñar el ahorro básico?

Darle una cantidad de dinero especifica a la semana.
Si tu hijo quiere comprar algo que sobrepasa esa cantidad, tendrá que juntar para comprarlo. Experimentará la frustración de no poder comprar en el momento algo que desea por ahorrar para comprar algo más grande después, esas dificultades son las que le darán el aprendizaje y el habito del ahorro, después le será fácil.   

El dinero es algo que se gana.

Si vas a dar dinero a tu hijo asegúrate que es por que se lo ha ganado, apoyando en las labores de casa o porque ha hecho algún esfuerzo para obtenerlo.

Una vez que tus hijos hayan aprendido el ahorro básico es momento de empezar a enseñarles el ahorro superior. Los 6 años es una edad ideal para aprender el concepto





¿Cómo enseñar el ahorro superior? 

 

Técnica de los presupuestos.
Consiste en dividir en cuentas todo el dinero que recibamos, para tener conciencia real de todo el dinero que se tiene. Así cuando se presente un gasto extra sabremos si podemos costearlo o no.

Hay 6 cuentas básicas para este tipo de ahorro, pero pueden variar de acuerdo al presupuesto y necesidades de cada persona. 

Cuenta de Necesidades básicas.
Es el dinero que necesitaremos siempre, podemos tener un presupuesto fijo, ya que                 suele variar poco. 

Cuenta de Emergencias.
Sólo se recurrirá a el en casos de fuerza mayor. 

Cuenta de Educación.
Es exclusivo para nuestra educación o la de nuestros hijos.

Cuenta de Ahorro Básico.
Este dinero lo gastaremos en cualquier cosa que se nos antoje. 

Cuenta de diversión.
Es fundamental tener un presupuesto para nuestro esparcimiento y descanso. 

Cuenta de ahorro superior 
Sólo se ocupará en cosas que nos generen más dinero.






Puedes tomar 6 frascos y ponerle el nombre de cada cuenta, esto es muy efectivo con los niños o con las personas que manejan principalmente dinero en efectivo.


El porcentaje y objetivo dedicado a cada frasco depende de las necesidades e ingresos de cada persona, por ejemplo: los jóvenes podrían agregar un frasco para ropa o videojuegos.

Una vez que aprendan el ahorro superior, pueden comenzar a invertir. Es importante que conozcas el gusto de tus hijos para que puedan utilizar sus capacidades para generar ingresos. Pueden elaborar algún producto de su interés, esto impulsará su creatividad y competividad, se podrá metas en la vida, impulsarán sus sueños y lo alejará de los vicios.  


Referencia: 

Educación Financiera para niños: Solo para padres que quieren hijos exitosos

https://www.youtube.com/watch?v=xpLtlLoHyDs