CONSEJOS PARA COMER SANO

Alimentación

CONSEJOS PARA COMER SANO

 

 




Empieza el día con un desayuno saludable.

 

Toma una pieza de fruta en lugar de zumo (te aportará más fibra y saciedad).

Elige un pan integral (cuyo primer ingrediente sea pan integral ) acompañado con un poquito de queso, atún, salmón ahumado, crema de cacahuete 100%, guacamole o simplemente tomate y aceite, en vez de los típicos embutidos o procesados tan poco saludables. Solo con estos pequeños cambios ya tienes diferentes recetas sanas y ligeras para empezar bien el día.

 

Que las frutas y verduras sean la base.

 

Muchas pirámides nutricionales dicen que carbohidratos y granos enteros son el primer escalón de tu alimentación saludable cuando la realidad es otra.

La base de tu alimentación deben ser frutas, verduras y hortalizas, las cuales te aportan la misma fibra y energía que muchos granos enteros con el extra de tener muchas más vitaminas.

 

Apuesta por las grasas buenas.

 

Elige aceite de oliva para cocinar y aliñar junto con alimentos ricos en grasas saludables.

¿Qué alimentos son ricos en grasas saludables? Los frutos secos, el aguacate y el pescado.

Por contra, huye de grasas vegetales refinadas (palma, girasol, maíz) presentes en la mayoría de alimentos procesados.

En resumen, el punto 3 significa consumir alimentos naturales sin transformar y sin envases ni etiquetas ¡más alimentos frescos del mercado y menos procesados del supermercado!

 

Deja de ser carnívoro.

 

Lo ideal es comer más pescado que carne, eligiendo pescados blancos de proximidad y azules de pequeño tamaño, esto es así porque contienen menos metales pesados que los grandes.

Cuando comas carne, intenta que sea carne de pato y aves de corral evitando siempre procesados cárnicos (hamburguesas, salchichas)

Por último potencia las legumbres (lentejas, garbanzos, alubias, habas, soya) como fuente de proteínas 2 veces por semana al principio. Con el tiempo lo ideal es llegar a 4 veces por semana, es decir, ¡legumbres, legumbres y más legumbres!

 

Para beber: Agua.

 

No hay bebida más saludable que el agua ya que, por mucho que nos empeñemos los refrescos están cargados de azúcar y sus versiones light de edulcorantes (que en tu organismo se comportan igual que el azúcar).

Tampoco tienes excusa para la cervecita o la copa de vino diaria. El alcohol “con moderación” no deja de ser alcohol y está relacionado con la aparición de distintos tipos de cánceres.

 

 

 

Fuente: Yo elijo comer sano. (2020) 5 consejos para iniciarte en la comida saludable.

Recuperado de: https://yoelijocuidarme.es/2018/01/09/consejos-comer-sano-comida-saludable/